Kiku Chan, Restaurante Japonés


C/  de Numancia, 133, 08014 Barcelona T. 934 10 72 47

 Un día de esos en que, de forma inesperada, te pilla lkiku-chan-4-copyright-debocaenbocaa hora de comer en plena Diagonal en Barcelona justo entre el centro comercial de la Illa Diagonal y el barrio de les Corts, haciendo una búsqueda rápida con el móvil, por la red, vimos que esta casa de comidas tenía bastante aprobación en general y nos picó la curiosidad de inmediato. Sabemos, también, que hubiéramos podido refinar más nuestra búsqueda y visitar alguno otro restaurante de nuestra wishing food list, pero bueno, el azar nos llevó a Kiku Chan. No tiene ninguna explicación más. No la busquéis. Nosotros lo hemos hecho y no la hemos encontrado.

 

EL LOCAL

Parece ser que se trata de uno de los restaurante japoneses más antiguos del barrio de les Corts y escasos 300 m del centro comercial citado en la entradilla del post. Local algo dejado en su aspecto por lo que si eres escrupuloso no te dará por adentrarte en él. Bien es cierto que nosotros no valoramos un local por su estética, sino por el resultado de la suma de diferentes ítems, pero en este, su aspecto, sin duda le resta valor. Decoración espartana y local en el que el paso de los años no pasan desapercibidos serían las palabras para definir cómo es por dentro y por fuera. Pese a todo, allí que nos adentramos…

 

¿QUÉ COMIMOS?

Katsu-don (escalope de cerdo y huevo sobre arroz): tremendo bol que, si no es para compartir y eres capaz de acabarlo de una sentada, te da el título honorífico de tragón del mes. El arroz: estaba algo apelmazado lo que no nos convenció. El escalope bueno y la salsita con la cebolla pochada, si lo mezclabas era bastante resultón. Lástima lo del arroz porque podría haber sido un plato mucho mejor.

kiku-chan-6-copyright-debocaenboca

Hans ramen (1/2 ramen): ¡menos mal que pedimos medio!! Hasta para uno era demasiado. Ni se os ocurra pedir un bol entero para uno solo a menos que ese vaya a ser tu único plato del día. El caldo (tare) nos pareció flojo y el topping en la misma línea para que negarlo. El huevo es el chivato perfecto en un buen Ramen. Uno sabe que está perfecto si el huevo está cocido en su punto, con su yema semicruda. Aquí resultó ser un huevo cocido de toda la vida. Así que el aspecto no era malo pero luego el sabor nos hizo llevarnos un desengaño considerable.

kiku-chan-7-copyright-debocaenboca

Gyozas de verduras y langostinos: 4 gyozas al vapor presentadas en un recipiente redondeado de hojalata con la típica hoja de lechuga en el fondo que, para más inri, ya estaba algo pasada como así indicaban sus bordes color marrón. Correctas sin más. Se echaba en falta un toque de plancha quizás…

kiku-chan-5-copyright-debocaenboca 

Combinado de makis: probablemente nos tenían que haber avisado que pedíamos más que suficiente con lo que ya habíamos pedido con anterioridad. Pero no lo hicieron y nos llegó un plato de makis que, entre que ya estábamos bastante llenos y que su aspecto no era envidiable ni por tamaño, ni por forma ni por textura, decidimos probar y rehusar seguir comiendo. Insistimos en el hecho de que estábamos saciados y que el tamaño de los diferentes makis eran, a nuestro modo de ver, excesivamente grandes (ver foto). Imposible introducir uno entero en la boca, y eso que no tenemos boquita de piñón. Porciones enormes, con enormes dados tanto de atún como de salmón y con ello también de alga wakame… Nos desanimó también su deslucida presentación y posterior sabor. Al ver que nos dejábamos tal cantidad nos ofrecieron la opción de ponerlos para llevar…Se agradeció el detalle pero tampoco los comimos a posteriori, para que os vamos a engañar.

Dos refrescos fue nuestra elección como bebida . Estábamos de paso y con cosas de trabajo importantes aún por solucionar y no nos arriesgamos a coger algún vino de la carta que tampoco era muy extensa.

Nuestra impresión… para los que vayan con prisa, sean de los que les gusta comer grandes cantidades a un muy buen precio y no le den tanta importancia al sabor y a la presentación, amigos, este es vuestro local. No lo dudéis. Entráis, pedís, coméis y salís rodando.

Debe mejorar… en que el local necesita un cambio radical. No lo que se llama un lavado de cara, no, sino que requiere un radical “tratamiento de belleza” . Por otro lado, y entre otras muchas, el tamaño de los makis podría ser más pequeño y vigilar la cocción del arroz, ya que siendo un ingrediente básico y fundamental en este tipo de cocina, resultó estar apelmazado.

Su fuerte es…. platos sin ostentación y , en general, generosos y abundantes a precios muy ajustados y por ello el local, al menos el día que estuvimos nosotros, estuvo lleno hasta la bandera lo que nos dio que pensar que tienen su público fiel y que no deben de hacerlo mal. Simplemente y muy probablemente nosotros no entramos en su perfil de usuario.

kiku-chan-0-copyright-debocaenboca

Total Tíquet: 35,81 €

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s