Gastrobar Ginger


Avda. Barcelona, 108. 43892 Miami Playa – T. 977 81 18 26

ginger-0-copyright-debocaenboca

Somos muy fans de los locales así, donde tanto puedes picar algo, merendar, tomarte un café o un té, o comer y cenar con solera.

Lo único malo, vaya por delante, es el emplazamiento. Éste no es nada bueno, casi en plena carretera Nacional 340 a su paso por Miami Playa. Si te acercas, vete con cuidado, porqué probablemente te pasarás de largo. El navegador de tu Smartphone, no sabemos muy bien porqué, te llevará a la entrada del pueblo y será tu peor enemigo si te dejas guiar por él. Tú haz caso omiso, y sigue a la tuya como en la antigua usanza, preguntando o aparcando donde puedas y caminado hasta llegar a su puerta.

 

EL LOCAL

ginger-10-copyright-debocaenboca

Tu esfuerzo merecerá la pena porque el lugar es precioso y comerás muy bien y a muy buen precio. Mira, cierra los ojos e imagina un local casi todo en blanco y negro, con toques “vintage”, combinando diferentes tipos de mesas y sillas algunas de ellas muy fashion, con suelos con azulejos de formas y dibujos diferentes, unos techos altos con vigas de madera y ya te ponen unos sifones divertidos, unas cajas de madera tiradas estratégicamente por el suelo con sus botellas de vinito dentro y alguna plantita mona en cada rincón, cómo va uno a resistirse, no?

¿QUÉ COMIMOS?

Una carta de dos páginas con postres incluidos para nosotros es suficiente… que luego nos aturullamos con tanta letra.

 

  •  Chips de yuca: perfecto sustituto de los chips tradicionales de patata en el aperitivo. Nos convencieron. Y mucho.
  • Bravas Ginger: todo tapeo debe ir “sí o sí” con esta tapa. Perfectamente cocidas y con su salsita por encima. Muy ricas.
  • Hummus de berenjena: somos muy fans del hummus clásico –el de garbanzos- y, por supuesto, no nos íbamos a quedar sin probar una versión diferente. Original en sabor y perfecto para rebañar con pan, que eso a todos nos gusta, ¿eh?.

 

 

  • Mejillones: igual fue el plato que menos entusiasmo generó en la mesa, quizás por contraste con los demás que eran más llamativos en presentación y con sabores más potentes. Tamaño correcto y cocinado sin complicaciones pero en boca un poco planos…
  • Fingers de pollo: dónde hay niños, debe haber nuggets y en este caso, Ginger ofrece una alternativa que se le parece mucho: tiras de pollo de corral caseras y crujientes con una salsa barbacoa que le iba como anillo al dedo. No es una tapa muy abundante, eso sí, bueno, no está mal de cantidad, más bien, sabe a poco de lo rico que está.

 

  • Huevos de corral: los típicos huevos revueltos con sus patatitas y su jamoncito y que al romper los huevos y mezclarlo todo se te hace la boca agua sólo de verlo.. ¡Qué gran combinación!
  •  Arroz mar y montaña: aspecto formidable y delicioso sabor. Los niños -y no tan niños – disfrutaron muchísimo.

 

Como postres, haciendo un esfuerzo por el blog, claro….

  • Helados de 1 bola: por supuesto cayó una bola de chocolate y la otra de limón. Nuestros niños son como el ying y el yang….
  • Cheesecake: nos lo creeréis pero a la parte femenina de este blog no le gusta ninguna clase de queso… pero le pirran las cheesecakes (según ella: no saben a queso…). Una generosa y buena porción.
  • Tarta Tatín: es una de esas recetas que tenemos como pendientes y que no sabemos porqué todavía no hemos elaborado. Quizás porque no somos muy de la textura con la que queda la manzana tras su paso por el horno. Con su bolita de helado de vainilla por encima en Ginger tuvimos la oportunidad de probarla y disfrutarla. Qué goloso oigan!!!!.
  • Tiramisú de maracuyá: una opción diferente al clásico de café y que creemos que para el verano, resultará una buena alternativa. Sencillo y refrescante.

 

 

 Su fuerte es… las tapas de siempre con un toque creativo y vanguardista sin caer en minimalismos que te dejen con hambre y el bolsillo tiritando. EL local está preciosamente decorado y tiene un encanto brutal.

Debe mejorar… la ubicación no se puede mejorar porqué el local está dónde está, pero claro, a nosotros nos gustaría que estuviese más cerca de la playa o más cerquita de Tarragona… para poder ir más. Y que además fuera mas fácil encontrarlo, ja,ja!!

Nuestra impresión… el local es precioso, hasta el más mínimo detalle, un gustazo entrar y luego las tapas, aparte de que están muy bien elaboradas, la presentación las acompaña y se convierte en un matrimonio casi perfecto.

ginger-1-copyright-debocaenboca

Total Tíquet: 91,80 €

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s