Calma Playa Cristal


Paseo Marítimo de Playa Cristal, Calle A, 43892 Miami Platja. T. 649 39 07 43

Cómo hemos comentado en alguna ocasión, no somos muy dados a desplazarnos en coche para almorzar o cenar ya que eso nos impide poder bebernos algún vinito sin tener que pensar en conducir. Ya sabéis, si bebes, no conduzcas… Cuando nos desplazamos a Calma Playa Cristal en Miami Playa, nuestra intención inicial era tomar un refresco…. Pero oye.. somos débiles y la noche nos confude. Más bien es que conocemos las otras propuestas que ofrecen Víctor y Denisa en Miami – Ginger, Limonero, Cosita Beach- y resulta muy difícil resistirse.

 

EL LOCAL

Después de más de 20’ de visita por Miami gracias a la pésima orientación de nuestro navegador, por fin dimos con Calma. De todas formas para hacerlo más fácil y sin calentarse es más sencillo que busques directamente o preguntes por el Paseo Marítimo y la Playa Cristal y darás de bruces con el local.

calma-miami-5-copyright-debocaenboca

 

Se trata de una mezcla entre un chiringuito de playa y un restaurante bonito. La parte de restaurante la tiene por la zona de su barra, su cocina y sus mesas y sillas para sentarse en plan “venimos a comer o a cenar”. Y la parte más playera, de chiringuito, la aporta su enorme terraza, su musiquilla siempre sonando de fondo, y su zona de sofás “chillo out” hecha a base de palés y cómodos cojines donde se puede picar algo o tomarte un cóctel tan ricamente. Todo bajo una cuidada y tenue iluminación y varios atentos y dispuestos camareros/as que atienden sin parar a todo aquel que se acerca a  Vamos un remanso de paz y tranquilidad en pleno paseo marítimo que merece ser catado en cuanto tengáis ocasión.

 

¿QUÉ COMIMOS?

Insistimos que la intención era bajar a Miami, tomar un refresco y volver para casa ya que los dos habíamos trabajado la noche anterior… pero, tres décimas después que un sonriente y diligente camarero nos preguntase que íbamos a tomar, nos salió un espontáneo: ¡Dos copas de vino blanco afrutadito, por favor!!!… De ahí ya vino que pidiéramos la carta porque no queríamos beber alcohol sin comer nada si después había que conducir.

calma-miami-6-copyright-debocaenboca

En cuanto a la carta que consta de dos hojas (para nosotros más que suficiente) y ofrece tapas con una vuelta de tuerca. No encontrarás las típicas de chiringuito de playa porque Calma no lo es. Ofrece clásicos para picar como son los calamarcitos, bravas, croquetas, mejillones, tabla de quesos… … y platos principales como ensaladas o hamburguesas, y todo ello nos pareció que no eran platos nada pesados y a un precio muy razonable para estar donde está y en pleno mes de Agosto. Tienes también un menú “healthy food” veggie que desconocemos si también se sirve por la noche. La verdad es que tenía una pintaza espectacular. Habrá que volver a comprobarlo…

 

 

Finalmente nos decidimos por algo fácil y rápido:

  • Patatas bravas: aquí hubo discrepancias. Mientras a uno le gustaron bastante al otro le pareció correcto sin más y prefiere que la salsa sea la tradicional. Para gustos: colores. La realidad es que estaban un pelín insípidas y con un toque de sal que pedimos la cosa mejoró notablemente. Quizás es que la salsa era un poco plana – sobretodo la blanca-  y no le da el contraste necesario, es nuestra opinión…

 

calma-miami-1-copyright-debocaenboca

 

  • Hummus y babaganoush con picos de pan y pan de pita: el primero es el típico de garbanzos y el segundo es de berenjena. Si bien es cierto que estamos acostumbrados al primero, nos gustaron ambos por igual. ¡Benditos picos de pan! Nos encantó que nos pusieran triangulitos de pan de pita que, así con hummus, no habíamos catado nunca y nos sorprendió gratamente.

 

calma-miami-2-copyright-debocaenboca

 

Los postres ni siquiera los leímos porqué un “picnic” así no merecía un buen postre. Para ello hay que volver y cenar de verdad de la buena. Ahí es cuando uno se lo merece y se da un homenaje. Nos quedamos con ganas también de algún mojito o gin tonic a la fresca pero nuestra vena responsable, que de vez en cuando tenemos, no nos hizo no ir a más. ¡Menos mal!

 

calma-miami-0-copyright-debocaenboca

Nuestra impresión… que aunque estás en la península, bien te parece que estás tomándote tu copa en una de nuestras añoradas islas… todo acompaña.

Debe mejorar… probablemente algo habrá, pero para el goce y disfrute del que hicimos uso nosotros no hubo, de entrada, nada que nos disgustase.

Su fuerte es… su versatilidad porque tanto puedes ir a desayunar, a tomar el aperitivo, merendar o cenar y, sea cual sea de ellas, acertarás seguro por su magnífica ubicación, entorno y cuidado gusto.

 

calma-miami-7-copyright-debocaenboca

 

 

Total  Tíquet: 18,75€

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s